Buscar
  • Rocamora Consulting

MEDIDAS LABORALES: CRISIS SANITARIA COVID-19

En nuestra última entrada, os destacamos algunos de los puntos más relevantes a cerca de las medidas que se estaban tomando a causa de la crisis sanitaria que estamos viviendo.

Pero hoy, y con la entrada en vigor del Real Decreto-ley 9/2020, de 27 de marzo, queremos profundizar en las medidas laborales que se están llevando a cabo con el fin de mantener el mayor número de puestos de trabajo.


En primer lugar, insistir que las empresas acogidas a un expediente de regulación de empleo temporal (ERTE) están sujetas al compromiso de mantener el empleo durante seis meses después de la reanudación de la actividad.

Segundo: Que la duración de los ERTE´S autorizados por las causas previstas en el artículo 22 del RD-ley 8/2020, no podrá extenderse más allá del periodo en que se mantenga el estado de alarma.

Tercero: La suspensión de contratos temporales, incluidos formativos, de relevo e interinidad, por las causas previstas en los arts. 22 y 23 del RD-ley 8/2020, supone la interrupción del cómputo de la duración de los mismos.

Cuarto: La fuerza mayor y las causas económicas, técnicas y organizativas de producción en las que se amparan las medidas de suspensión de contratos y reducción de jornada, no se entenderán como justificativas de la extinción laboral ni de despido.


Por otro lado, en relación a las prestaciones y cuantías a percibir, tanto por trabajador como autónomos, señalar que:

  1. Si eres una empresa acogida a un ERTE, te eximen del pago del 75% de la aportación empresarial a la Seguridad Social, alcanzando el 100% si la empresa tiene menos de 50 trabajadores.

  2. La cuantía de la prestación extraordinaria por cese de actividad corresponde al 70% de la bases reguladora del autónomo.

  3. Los trabajadores que se hayan tenido que acoger a la reducción de jornada o adaptación de su horario verán disminuido su salario en proporción a esta.

  4. Aquellos trabajadores que tengan acceso a prestación contributiva por desempleo, podrán hacerlo aunque carezcan del periodo de cotización necesario, según los cálculos habituales para el cobro de la misma.

Y recuerden, la prestación percibida no computará para los períodos máximos establecidos legalmente si en un futuro se desea solicitar una prestación por cese.

Asimismo, el reconocimiento indebido de prestaciones como consecuencia de falsedad o incorrección de datos, por parte de las empresas, dará lugar a inspecciones y a la obligación de reintegrar las cantidades percibidas, deduciéndolas de los salarios dejados de percibir de la persona trabajadora.


Para finalizar, queremos recordar que si colaboramos todos podemos hacer frente a la situación, porque juntos pararemos este virus.


#rocamoraconsulting #coronavirus #COVID19 #prevención #yomequedoencasa #quédateentucasa #estevirusloparamosunidos #elche #españa



7 vistas0 comentarios