Buscar
  • Rocamora Consulting

LA SEMANA LABORAL DE 4 DÍAS, ¿PODRÍA SER LA NUEVA FORMA DE TRABAJO EN ESPAÑA?

Actualizado: 6 de ago de 2020

A lo largo de estos últimos meses, mucho se ha hablado del teletrabajo y de las condiciones laborales que supone la situación que estamos atravesando en todo el mundo. Pero parece que hayamos olvidado, o quizás no nos hayamos hecho eco de la noticia, que antes de todo esto se comenzara a implantar en algunas zonas la semana laboral de cuatro días.


Desde el año 2018, se han ido realizando experimentos de varias semanas en los que las empresas optaron porque sus empleados/as trabajaron cuatro días a la semana y libraran tres.

Varios ejemplos de esta puesta en marcha los tenemos en las empresas de Microsoft Japón y Perpetual Guardian de Nueva Zelanda. En estos casos, las empresas no solo vieron que sus trabajadores/as aumentaban su productividad, estaban menos estresados y cansados, eran más puntuales y se les notara un aumento del compromiso con el trabajo sino que también habían disminuido las solicitudes de días libres, habían ahorrado en electricidad, tinta para las impresoras o papel, entre otros gastos.


Pero no hace falta irnos tan lejos para comprobar que esta nueva forma de trabajo ya se ha convertido en una realidad en España y, además, con resultados positivos.

Algunas de estas empresas son Software Delsol en Jaén, Zataca System en Elche e incluso Mercadona. Si bien, comenzó esta puesta en marcha a principios de este año 2020 tanto sus empleados/as como sus fundadores están contentos de haber optado por esta forma de trabajo ya que han visto ampliada la plantilla, han atraído talento a sus empresas y han visto aumentada la calidad de vida de sus trabajadores/as al tener mayor tiempo de ocio y poder conciliar mejor su vida familiar y personal con la laboral.


No obstante, no todos los datos son tan optimistas ya que hay sectores empresariales como el comercio o la restauración que no podrían optar a ello o igual sería posible si se incrementaran sus plantillas. Sin embargo, en esta situación es casi imposible que se lo replanteen.

Asimismo, también existe una discrepancia con respecto al salario ya que son muchos lo que opinan que igual no se debería cobrar lo mismo si sólo trabajan cuatro días a la semana.


Por otro lado, nos encontramos con las opiniones de otros expertos como José Luis Casero (presidente de la Comisión Nacional para la Realización de los Horarios Españoles) o José Canseco (profesor de Recursos Humanos en la EAE Business School), los cuales afirman que lo primordial sería que las plantillas ganaran en productividad, eficiencia y que el salario fuera acorde a las responsabilidades del puesto de trabajo no en función del número de horas realizadas.


Es aceptable que una gran parte del sector empresarial crea que es inviable poner una semana laboral de cuatro días pero para estos casos existen otras alternativas como las jornadas continuas, la flexibilidad horaria o la adaptación de los horarios a otros más europeos.


Y recuerden, la forma de trabajo es decisión del empleador pero igual si se plantean mejorar la calidad de vida de un trabajador/a, este les ayude a aumentar la productividad de su empresa y a que desempeñe su puesto de trabajo con un mayor estímulo.



Fuentes bibliográficas: Jaime Rubio Hancock (Diario El País 29-05-2020), D.N. (Diario Información 14-01-2020), Emilio J. Salazar (Eldiario.es 17-01-2020), 20minutos (04-11-2019), Adriana M. (Blog Infoempleo 17-05-2019) y Nacho Menores (Revista Consumer 25-11-2019).

138 vistas0 comentarios